El dilema “aprendido o heredado”

El dilema "aprendido o heredado"

Aprendido o heredado. ¿Qué parte de nosotros es heredada y cuál es aprendida? ¿Es cierto aquel refrán “de tal palo tal astilla”, como si no pudiéramos hacer nada al respecto? ¿Hay ciertas cosas con las que nacemos y no podemos cambiar?

La personalidad: ¿”aprendido o heredado”?

Entendemos personalidad como aquello que nos diferencia a unos de otros. La personalidad es donde recae todo aquello que somos o creemos ser. Es lo que nosotros mismos identificamos como nuestro “yo”. ¿Pero cómo se define la personalidad?

La personalidad es un patrón estable en el tiempo y resistente a la extinción, es la conjunción de temperamento y carácter. El temperamento es un fenómeno que surge desde la infancia teniendo cierto carácter biológico y que representa una base para la futura personalidad. Es estable en el tiempo pero puede verse modificado por el influjo del entorno. Por otro lado, el carácter se asienta durante la vida a través de la experiencia. Es la manera en la que el individuo “se enfrenta al mundo haciendo uso de sus facultades, es decir, en su sentir y en su obrar, en sus decisiones voluntarias, valoraciones y objetivos, en su juicios y orientaciones espirituales, con todo lo cual adquiere su existencia individual (…) que le diferencia de los demás” (Lersch, 1996).

Entonces, ¿nos podría hacer este temperamento con carácter biológico heredar ciertas ideas de nuestros padres tales como el racismo? La respuesta es no, ya que el temperamento es sólo una predisposición a ciertos rasgos, como por ejemplo la introversión o  la extroversión, de ahí que sea una base para la “futura personalidad”.

Un experimento con niños

En este vídeo podéis ver un experimento realizado en México. En él se les pregunta a unos niños cuál de los dos muñecos que se le presentan -uno negro y uno blanco- les parece feo y cuál malo. La mayoría de los niños eligen el negro como el malo y el feo, sin saber dar una explicación lógica a su elección.

Entonces si estos niños inocentes no han heredado estas ideas, ¿de dónde las han sacado? La respuesta es sencilla, lo han aprendido socialmente. La Teoría del Aprendizaje Social de Albert Bandura (1925-) nos explica esto. Según ella, podemos aprender sólo con la observación de conductas en los demás. Para ejecutar o no dicha conducta aprendida, nos basamos en la reacción que pensamos que los otros van a tener. Esta predicción la hacemos basándonos en lo que observamos anteriormente, es decir, en los refuerzos y castigos que obtuvo el modelo. Así que imitamos aquellos comportamientos que vemos a nuestro alrededor asumiendo que esto es lo aceptado socialmente y es por lo que vamos a obtener recompensas.

En este caso, lo que han aprendido estos niños no es ni más ni menos que prejuicios. La RAE define el prejuicio como “la opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal”. Pero algunos psicólogos como Allport (1897-1967) también se han lanzado a dar una definición: “el prejuicio es una antipatía basada en una generalización errónea e inflexible”. Así que el prejuicio es una valoración sin juicio previo, una actitud negativa hacía los demás. Consta de tres componentes: el afectivo; el cognitivo, que es donde más fuertemente actúa la transmisión cultural; y por último, la consecuencia de estos dos, el conductual que lleva a la discriminación.

Por lo tanto…

Nuestra personalidad se construye en interacción con el ambiente en el que nos movemos aunque tenga cierta base biológica, lo que no significa que heredemos ideas como el racismo. Sólo heredamos ciertas predisposiciones a rasgos de personalidad que podemos modificar mediante las prácticas educativas, unos buenos modelos conductuales o nuestra propia autorregulación.

Aprendido o heredado | © Ventura & Coromina
© Ventura & Coromina.

 

No hay mejor educación que el ejemplo.

– A. Einstein.

Laura Sánchez

Graduada en Psicología y Máster en Psicología de la Intervención Social y Comunitaria en la Universidad de Sevilla, donde fue alumna interna en el Departamento de Psicología Experimental. Opositora al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias e investigando en Historia de la Psicología. | Contacto: laurasanchez@elbauldelapsique.com

Deja un comentario