Los trastornos degenerativos y las infecciones

Los trastornos degenerativos y las infecciones

Una entrada más, continuamos con la Neurociencia. Tras hablar de “El SN, el cerebro y los accidentes cerebrovasculares” (entrada que es importante leer para conocer aspectos básicos en relación al tema a tratar), de “Los tumores cerebrales” y de “Los traumatimos craneoencefálicos y estados anormales de conciencia“, nos ocupamos de los trastornos degenerativos y de las infecciones.

Los trastornos degenerativos: Alzheimer, Parkinson, Pick y multiinfarto

Los trastornos degenerativos implican un deterioro o una pérdida progresiva de una o varias funciones en personas que, hasta la fecha, han estado sanos. Estos trastornos aparecen, frecuentemente, a partir de los 50-60 años; siendo raro verse en personas más jóvenes. En cuanto a las demencias, éstas pueden declinar de la capacidad intelectual, la memoria, el razonamiento, la orientación, etc.

Los trastornos degenerativos pueden acabar en demencia, aunque no todas las demencias implican necesariamente un trastorno degenerativo. Por ejemplo, una demencia puede ser la secuela de un traumatismo craneoencefálico pero quedándose ahí, es decir, sin deterioro progresivo.

Demencias

  • La enfermedad de Alzheimer

La característica más evidente y precoz de la enfermedad de Alzheimer son los trastornos de memoria y la desorientación en el espacio y/o en el tiempo. De manera que los pacientes se van deteriorando gradualmente en la esfera cognitiva e intelectual, observándose deterioros progresivos en el juicio y en el razonamiento, en el pensamiento abstracto, aparecen dificultades para generar ideas nuevas y para llevar a cabo una conversación normal. En general, podemos decir que se deterioran las habilidades para desarrollar las actividades de la vida diaria.

Su evolución la podemos dividir en tres frases: la fase uno, donde aparecen los problemas de memoria y los cambios de personalidad; la fase dos, donde se acentúan aún más los problemas de memoria y aparecen los problemas del lenguaje; y la fase tres, donde aparecen problemas motores y se produce incontinencia urinaria y fecal.

  • La enfermedad de Parkinson

Los síntomas más característicos de la enfermedad de Parkinson son de tipo motor: rigidez, temblor y bradiquinesia (disminución de movimientos, disminución de la velocidad de éstos y falta de coordinación entre ellos). También aparecen otros síntomas como problemas en el lenguaje y depresión, ésta a causa de la propia evolución de la enfermedad.

  • La demencia de Pick

En esta demencia la sintomatología es muy parecida a la del Alzheimer, pero se da más frecuentemente entre mujeres que en hombres las cuales están entre los 40-60 años. Se observan cambios de personalidad, alteraciones emocionales, apatía, irritabilidad, depresión, euforia y pobre capacidad de juicio.

  • La demencia multiinfarto

La demencia multiinfarto se debe fundamentalmente a factores de tipo cardiovascular, produciéndose un deterioro neurocognitivo que depende del lugar del cerebro donde se den los infartos.

Las infecciones del sistema nervioso pueden tener secuelas neurológicas y neuropsicológicas. Es por ello que el cerebro y el líquido cefalorraquídeo se defienden a través de la barrera hematoencefálica y el cráneo. Pero aún así hay diversas vías y agentes para que un proceso infeccioso se dé.

Las infecciones bacterianas se producen normalmente por la sangre, pero también puede llegar al cerebro por los oídos, por traumatismos, etc. La infección más común es la meningitis, es decir, una inflamación de las meninges que rodean el cerebro y la médula espinal. Ésta produce síntomas como dolor de cabeza, fiebre o rigidez en el cuello y su secuela más común es la sordera. Los abscesos cerebrales también son producidos por bacterias tratándose generalmente con antibióticos, cirugía o drenaje. La mortalidad es de aproximadamente un 40%.

Meninges
Las meninges son tres membranas que protegen el cerebro y la médula espinal. Son la duramadre, la aracnoides y la piamadre.

El tétano normalmente se adquiere al pincharse con un objeto mohoso, aunque también puede ocurrir por picaduras y vacunas. El pronóstico no es muy bueno, ya que el índice de mortalidad es alto.

El botulismo se adquiere por la infección de una neurotoxina que puede encontrarse en los alimentos enlatados. El pronóstico no es bueno, la recuperación es muy lenta y deja secuelas, generalmente parálisis ocular.

Las infecciones víricas son producidas por virus que acceden al sistema nervioso central. Pueden producir meningitis, encefalitis (inflamación cerebral transmitida, generalmente, por insectos a través de la sangre) o la rabia (transmitida por la mordedura de un animal rabioso). También está el sida que se transmite por la sangre, el contacto sexual o el intercambio de jeringuillas entre drogadictos.

Las infecciones por protozoos son la toxoplasmosis, la amebiasis y la malaria.

  • La toxoplasmosis se transmite por distintas vías, como por carne mal cocinada, por el agua, por la tierra, por heces de gato o de madre a hijo durante el embarazo. Ésta, en personas sanas, es asintomática pero si se trata de personas con el sistema inmunológico debilitado puede producir síntomas como dolor de cabeza, fiebre o fatiga.
  • La amebiasis se transmite por ingestión de alimentos o líquidos contaminados. Aquellas personas que desarrollen síntomas, pueden variar desde pequeñas diarreas a casos más graves que incluso pueden llevar a la muerte.
  • Por último, la malaria es un parásito que se transmite por la picadura de un mosquito. Este parásito se multiplica en el hígado e infecta los glóbulos rojos, así que si no se trata puede poner en peligro la vida en poco tiempo ya que afecta al aporte de sangre a órganos vitales.

Bibliografía

Barroso, J.M. (2013) [Apuntes]. Neuropsicología. Universidad de Sevilla: Grado en Psicología.

 

Laura Sánchez

Graduada en Psicología y Máster en Psicología de la Intervención Social y Comunitaria en la Universidad de Sevilla, donde fue alumna interna en el Departamento de Psicología Experimental. Opositora al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias. | Contacto: laurasanchez@elbauldelapsique.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.