Los tumores cerebrales

Los tumores cerebrales

Continuamos con las entradas dedicadas a la Neurociencia, en este caso vamos a hablar de los tumores cerebrales. En esta otra entrada podéis leer “Conociendo el SN y el cerebro” para una mayor comprensión de los temas que tratemos.

Los tumores cerebrales

Un tumor o neoplasia es un crecimiento en un tejido en el que la multiplicación de las células no está controlada, creciendo independientemente de las estructuras de su alrededor y sin tener función fisiológica alguna. Después del útero, el cerebro es el lugar más común para que se desarrollen tumores.

Los tumores cerebrales tienen características especiales que los distinguen de otros tipos de cánceres. Podemos señalar principalmente tres:

  • Se dan en un órgano que está encerrado en un espacio limitado, el cráneo. Así que la presencia de un tumor hará que aumente la presión intracraneal, lo que puede producir importantes trastornos neurológicos y hasta la muerte.
  • Es raro que los tumores cerebrales hagan metástasis fuera de él.
  • La regeneración del daño que se produce en el cerebro no es fácil.

El pronóstico de los tumores cerebrales depende del tipo, del tamaño, de la localización, del momento de la detección y de la edad.

Los tumores cerebrales

Las localizaciones de los tumores cerebrales

Los tumores que se desarrollan en el lóbulo frontal producen fundamentalmente:

  • Alteración en la capacidad de los sujetos para planificar, controlar y organizar la conducta.
  • Trastornos emocionales: irritabilidad, euforia, depresión, apatía y desinhibición.
  • Trastornos del lenguaje en cualquiera de sus manifestaciones.

De esto ya hemos hablado en otras entradas, como en la señalada al inicio y en ésta otra.

Los tumores del lóbulo parietal tienen fundamentalmente secuelas asociadas a:

  • El sentido del tacto.
  • La quinestesia: posición y equilibrio de las partes del cuerpo.
  • Los trastornos propioceptivos.
  • El síndrome de Gerstmann: agrafia, dificultad en la expresión de ideas escritas; agnosia digital, imposibilidad para reconocer los dedos de las manos; acalculia, imposibilidad para realizar operaciones aritméticas simples; y desorientación derecha-izquierda.
  • Disfonía.
  • Dispraxia ideacional: dificultad para planear y llevar a cabo los pasos necesarios para realizar tareas.
  • Los trastornos de la imagen corporal.
  • Los trastornos de la capacidad para darse cuenta.
  • También, las depresiones son frecuentes.

Los tumores del lóbulo temporal son los que pueden producir mayor número de trastornos mentales. Las secuelas de este tumor pueden ser:

  • Trastornos intelectuales y cognitivos muy fuertes.
  • Trastornos del lenguaje.
  • Trastornos de la memoria.
  • Trastornos auditivos.
  • Apatía e indiferencia o, por el contrario, euforia.
  • Cambios emocionales.
  • Trastornos afectivos.

Los tumores occipitales están fundamentalmente relacionados con:

  • Aspectos visoespaciales.
  • Escotomas: ceguera parcial, permanente o temporal.
  • Agnosias visuales: alteración en la capacidad para reconocer objetos visualmente.
  • Déficits cognitivos y conductuales.

Más información sobre los tumores cerebrales

Para más información puedes visitar la página web de la Asociación  Española Contra el Cáncer (AECC).

Bibliografía

Barroso, J.M. (2013) [Apuntes]. Neuropsicología. Universidad de Sevilla: Grado en Psicología.

Laura Sánchez

Graduada en Psicología y Máster en Psicología de la Intervención Social y Comunitaria en la Universidad de Sevilla, donde fue alumna interna en el Departamento de Psicología Experimental. Opositora al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias. | Contacto: laurasanchez@elbauldelapsique.com

Deja un comentario