¿Qué son las parasomnias?

¿Qué son las parasomnias? / Detalle del cuadro "La Pesadilla", de Henry Fuseli (1781)
Parasomnias
La Pesadilla (1781) de Henry Fuseli (1741-1825)

“Sufría de sueños lúcidos, un estado alucinatorio (…). Cuando la mente se encuentra en un estado de alerta, pero el cuerpo se queda atrapado (…), sucede una intersección entre la realidad y el sueño. Es algo aterrador, inexplicable. (…) No puedes moverte, hablar o gritar para pedir ayuda. (…) Desperté varias veces cubierto de sudor y lágrimas. En una ocasión, mi esposa tuvo que echarme agua en la cara para que pudiera tranquilizarme.” Dr. Paul Brooks, neurocientífico.

Pero, ¿qué le pasa al Dr. Brooks?

Hace tiempo hablamos del sueño en una entrada que nos explicaba sus fases, los ritmos circadianos y las horas de sueño, para qué sirve dormir y daba algunas recomendaciones. Pero esta vez queremos hablar de los trastornos del sueño, concretamente de las parasomnias.

¿QUÉ SON LAS PARASOMNIAS?

Las parasomnias son fenómenos que ocurren durante el sueño, pudiendo interrumpirlo o no. Se caracterizan por mezclar estados de vigilia y sueño en estado parcial. Dentro de esta categoría se encuentra la parálisis del sueño, los terrores nocturnos y el sonambulismo que son las que vamos a tratar, aunque existen más dentro de ella.

LA PARÁLISIS DEL SUEÑO

La parálisis del sueño es un periodo (al iniciar el sueño o al despertar) en el que no se pueden realizar movimientos voluntarios, aunque lo más frecuente es a las dos horas aproximadamente de haber conciliado el sueño. La parálisis se produce esencialmente en las extremidades, tronco y cuello pero se mantienen intactos los movimientos oculares y respiratorios.

Estos episodios de parálisis suelen estar acompañados de alucinaciones hipnagógicas (al iniciar el sueño) o alucinaciones hipnopómpicas (al despertar). Éstas no suelen ser agradables, suelen ser como pesadillas muy reales, lo que aumenta la angustia y el malestar de la persona. Los episodios suelen durar de 1 a 10 minutos. Pueden desaparecer espontáneamente, por ser tocado o movido por otra persona y algunos dicen que los movimientos de ojos ayudan a que desaparezca. Lo más importante es mantener la calma durante la parálisis y una vez terminada, levantarse y mantenerse despierto unos minutos antes de volver a dormir. Muchas de las personas que la sufren frecuentemente, suelen tener pánico al hecho de ir a dormir.

Esto es lo que le ocurre al Dr. Brooks, nada más allá de la realidad; ya que alrededor de la parálisis del sueño existen muchos mitos como que se trata de la acción de entidades misteriosas o demoníacas, brujas, viajes astrales o incluso abducciones alienígenas.

Algunos de los factores que predisponen a sufrir parálisis del sueño son: hábitos irregulares de sueño, privación de sueño, estrés, cansancio o dormir en decúbito supino.

Parasomnias. Decúbito supino
Decúbito supino

¿Qué pasa si tengo parálisis del sueño? No pasa nada, podéis estar tranquilos. No es agradable pero tampoco nada grave. De hecho, suele sufrirla al menos una vez en la vida una gran parte de la población (50-60%). Sí es demasiado recurrente y/o produce pánico anticipatorio, habría que acudir a un profesional.

LOS TERRORES NOCTURNOS

Por otra parte, los terrores nocturnos se caracterizan por un despertar brusco con gritos, lloros, miedo, taquicardia, taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), sudoración, trastorno del comportamiento y deambulación, a veces con vocalizaciones y/o micción. La persona no responde a los estímulos externos (y no se puede consolar), está confusa y desorientada. En ocasiones, estas personas incluso pueden llegar a autolesionarse. Suelen olvidar todo lo ocurrido, pero sí recuerdan los sueños como muy vívidos o como alucinaciones. Son frecuentes en niños entre los 4 y 12 años y tienden a resolverse espontáneamente durante la adolescencia.

Algunos de los factores que predisponen son: la fiebre, la privación de sueño y el uso de fármacos depresores del sistema nervioso central (sedantes o tranquilizantes). Aunque en niños no se relaciona con alteraciones psicopatológicas, en adultos sí hay más incidencia.

EL SONAMBULISMO

Por último, todos sabemos qué es el sonambulismo. Consiste en conductas complejas que evolucionan hacia la marcha, manteniendo el sueño. Suelen ocurrir en la primera mitad de la noche y la persona no suele acordarse. Normalmente acaban espontáneamente, volviendo la persona al sueño normal (volviendo a la cama o durmiendo en el suelo) y si se le despierta, suele permanecer confusa durante unos minutos. Es un fenómeno que se da sobre todo en niños y que desaparece en la adolescencia.

Sonambulismo. Parasomnias

Algunos factores que predisponen son: el uso de algunos fármacos, vejiga distendida, ruidos, fiebre o privación de sueño.

Por último, aunque no lo tratemos en profundidad y no son parasomnias, vamos hacer una pequeña diferenciación entre narcolepsia y apnea del sueño ya que a veces se confunde.

LA NARCOLEPSIA

La narcolepsia produce una somnolencia excesiva y unos ataques de sueño frecuentes e irrefrenables, lo que incapacita a la persona. Una gran parte de las personas con narcolepsia sufren también de cataplejía, es decir, pérdida del tono muscular que hace que la persona se caiga. La mayoría de las veces ocurre como respuesta a emociones intensas.

LA APNEA DEL SUEÑO

Por su parte, la apnea del sueño consiste en una dificultad para respirar mientras se duerme, lo que provoca tener un sueño poco reparador (por los esfuerzos para respirar que tienen que hacerse durante la noche) o varios despertares. Por ello, es una de las principales causas de hipersomnia.

¿Queréis contarnos vuestras experiencias?

Bibliografía

American Psychological Association (APA) (2014). DSM-V. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Washington, DC: American Psychiatric Publishing.

Cuevas, J.E. (2011). Parálisis del Sueño. BUN Synapsis, 3(2), 14-18.

Emmanuel, H. (2013). Parálisis del sueño. Recuperado el 1 de diciembre de 2015 de marcianosmx: http://marcianosmx.com/paralisis-del-sueno/

Iriarte, J., Urrestarazu, E., Alegre, M., Viteri, C. & Artieda, J. (2005). Parasomnias: episodios anormales durante el sueño. Rev. Med. Univ. Navarra, 49(1), 46-52.

Laura Sánchez

Graduada en Psicología y Máster en Psicología de la Intervención Social y Comunitaria en la Universidad de Sevilla, donde fue alumna interna en el Departamento de Psicología Experimental. Opositora al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias e investigando en Historia de la Psicología. | Contacto: laurasanchez@elbauldelapsique.com

Deja un comentario