Yo soy yo y todas mis identidades

Yo soy yo y todas mis identidades

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Por qué somos quienes somos y de la forma en que lo somos? Querer responder a las grandes preguntas del ser humano en la primera entrada del blog quizá sea demasiado ambicioso por nuestra parte, pero desde la Psicología podemos dar algunas pinceladas que nos ayuden a comprender nuestra naturaleza, nuestra identidad.

Los tres autos: Autoconcepto, autoestima y autoeficacia

Lo que los anglosajones denominan el self (y lo que nosotros vamos a traducir ahora por el Yo) está formado por muchos y variados componentes, entre los que he creído conveniente destacar tres, estrechamente relacionados entre sí:

Identidad: autoconcepto, autoestima y autoeficacia

El autoconcepto se define como la construcción mental o el conjunto de percepciones que cada uno posee de sí mismo, compuesto por todo aquello que nos atribuimos y consideramos como propio, y es base fundamental para el desarrollo de la identidad.

El autoconcepto es dinámico, pudiendo variar a lo largo de nuestra vida; factores internos, como la interpretación que damos a nuestra experiencia, y factores externos, como el reforzamiento o feedback que nos dan las personas de nuestro entorno, hacen que juzguemos, valoremos e integremos en nuestra mente las percepciones de nuestro Yo. A través de este proceso, se le da a cada percepción un valor correspondiente, dando lugar, en conjunto, a la autoestima; la percepción evaluativa que hacemos de nosotros mismos.

"Esto no ayuda a mi baja autoestima" © Marc Bilgrey.
“Esto no ayuda a mi baja autoestima.” | © Marc Bilgrey.

Por último, la autoeficacia es la creencia de que contamos (o no) con ciertas características o habilidades dentro de nuestro autoconcepto que nos permiten manejar ciertas situaciones y alcanzar las metas previstas. Por lo tanto, cuando nuestro autoconcepto se compone de percepciones (por ejemplo, ser amable) que valoramos como positivas, nuestra autoestima será, por tanto, positiva (ser amable es bueno). Y, cuando nuestra autoestima es positiva, consideraremos que nuestra autoeficacia también lo es (ser amable es bueno porque me permite relacionarme con los demás).

La/s identidad/es: “Yo soy yo y mis circunstancias

Teoría Ecológica de Bronfenbrenner. | © Berks y Roberts, 2009 (p. 28)
Teoría Ecológica de Bronfenbrenner. | © Berks y Roberts, 2009 (p. 28)

Desde luego, Ortega y Gasset no se equivocaba cuando pronunció esas palabras. Es esencial tener presente que las personas no se desarrollan en el vacío, que no venimos configurados desde el nacimiento con unas características estáticas e inamovibles. Como Bronfenbrenner postuló en su Teoría Ecológica de Sistemas, estamos inmersos en un amplio número de contextos superpuestos entre sí, desde nuestro núcleo familiar más inmediato hasta la época histórica en la que vivimos, y todos ellos influyen de forma significativa en nuestro desarrollo como individuos. Esto incluye, por supuesto, a nuestra identidad; nuestros hermanos, nuestros compañeros del cole, la actitud del jefe de nuestro padre, las leyes vigentes o la cultura machista ejercen su influencia en el desarrollo del Yo.

En este mismo sentido, cabe preguntarse: Si estamos en tantos contextos tan diferentes entre sí, ¿podemos hablar de una única identidad? La respuesta es no. Esta diversidad (¡siempre enriquecedora!) hace que podamos decir que somos rubios, morenos, altos, bajos, medianitos, zurdos, diestros, ambidiestros, mujeres, hombres, femeninos, masculinos, negros, blancos, mestizos, estudiantes, trabajadores, abuelos, padres, hijos, hermanos, psicólogos, electricistas, maestros, astronautas, españoles, franceses, rumanos, europeos, americanos, africanos, terrestres, extraterrestres, del Betis, del Sevilla… y así podría seguir ad infinitum.

En definitiva, y como conclusión, la identidad es dinámica y múltiple, así que no os conforméis con el “es que yo soy así” o el “es que a mí no se me dan bien las Matemáticas”; salid a vivir muchas aventuras y “autoconceptuaros” tantas veces como podáis.

Julia Torrente

Graduada en Psicología por la Universidad de Sevilla, erasmus en la Universiteit Utrecht y Máster de Profesorado en la especialidad de Orientación Educativa por la Universidad de Granada. | Contacto: juliatormor@elbauldelapsique.com

Deja un comentario